Destinos

Paseos imperdibles en Punta del Este para disfrutar de la ciudad a pleno

12 de febrero, 2019 / Uruguay

Punta del Este es uno de los balnearios top de Uruguay. Además de tomar sol en la playa, hay mucho para hacer. La naturaleza se integra con la ciudad elevando su belleza, y sus rincones te dejarán sin aliento. ¿Querés saber a dónde ir en Punta del Este? En esta nota te invitamos a explorar la ciudad con varias rutas posibles. ¡Vamos!

Estos son los paseos en Punta del Este que no te deberías perder

  1. Vuelta a la punta
  2. Paseo al atardecer en la Mansa
  3. Recorrida por el puerto
  4. Faro y alrededores
  5. Tesoros de la Brava

Preparate para recorrer Punta a pie o en bici, con cámara en mano y, sobre todo, con tiempo suficiente: ¡hay mucho para descubrir!

1. Vuelta a la punta

Punta del Este es una península que se adentra en el mar y la punta, donde convergen la playa Mansa y la Brava, es de los lugares más lindos. Un buen punto de partida para explorar esta zona es pasando el puerto, allí obtendrás una fascinante vista de la Isla Gorriti. Al seguir el camino y dirigirse hacia la punta, encontrarás una parte de áreas rocosas donde muchos van a pescar. De un lado hay casas y del otro sólo mar.

El siguiente punto para parar será la explanada de la punta, la reconocerás por la bandera uruguaya. Este sitio es ideal para admirar el paisaje o sacar fotos. Al retomar el recorrido, llegamos a la playa de los Ingleses, tranquila, pequeña y rocosa. Terminarás más adelante en El Emir, una playa chica pero muy popular.


2. Paseo al atardecer en la Mansa

La mejor hora para hacer esta ruta es al atardecer. La partida sería en el puerto, cuya recorrida constituye uno de los paseos en Punta del Este en sí mismo, como veremos después. A pocos metros, hacia el lado de la Mansa, empieza un muelle de madera, perfecto para pasear. Al terminar ese tramo hay restoranes con mesas junto a la playa, para comer o disfrutar de un licuado.

Casi al lado, el muelle Mailhos, pequeño pero pintoresco, desde el que la gente se zambulle directo al mar. La playa es una de las más populares de tarde, para mirar el atardecer con mate y bizcochos. Pasando la Parada 1, comienza otro muelle de madera, encima de la playa, sobre el que pasear no tiene desperdicio. Llega hasta la zona de paradores, ideales para cenar cuando cae el sol.

Al atardecer en la Mansa

3. Recorrida por el puerto

En el puerto deportivo descansan desde pequeños botes a yates gigantescos. Pasear por las marinas, para ver los curiosos nombres de los barcos, tomar aire y mirar la vida a bordo es la respuesta cuando no sabés a dónde ir en Punta del Este.

La siguiente parada debe ser otro de los atractivos del puerto: los lobos marinos. Quedate a mirar cómo se acercan a comer los restos de la pesca, se dejan admirar y fotografiar. Para sellar este bello paseo por el puerto, se debe probar la comida del mar. Una opción es comprar pescado o mariscos en los puestos que se encuentran en los alrededores. Otra, comer en los restoranes que rodean al puerto, disfrutando el entorno y los sabores al máximo.


4. Faro y alrededores

Cerca del puerto y de la punta hay una zona residencial en la que vale la pena adentrarse. Hay que empezar caminando desde la calle de Isla de Lobos y por la 2 de Febrero, ir hacia el norte hasta encontrarse con la Plaza del Faro. Allí se encuentra el faro de Punta del Este: simple y adorable.

A pocos pasos está la iglesia de la Candelaria, patrona de Punta del Este. Se trata de la misma virgen que tiene su altar en la playa El Emir, junto a las rocas. Para terminar el paseo, puedes quedarte por esta área que está llena de restoranes tranquilos y algunos de los pocos parques de Punta del Este que están en la península.

El faro de Punta del Este

5. Tesoros de la Brava

La playa Brava, de oleaje movido, es la preferida de muchos, como los surfistas. Para llegar hasta ella, puedes partir de uno de los mejores puntos para verlos: la playa El Emir. Esta playa congrega muchísimo público y al lado, se puede visitar el altar junto al mar de la Virgen de la Candelaria, rodeada de rocas y protegida por una gran estructura.

A pocas cuadras de El Emir se divisan los icónicos Dedos. Es la escultura de una inmensa mano saliendo de la arena. Sacar una foto a los dedos es uno de los paseos en Punta del Este a no perderse. Si, se te hace tarde disfrutando de la playa y te preocupa cómo volver a casa, basta con calcular la tarifa de tu viaje en Uber y quédate tranquilo de pasar un rato más tomando el sol.

El puerto, las playas, la rambla y los parques de Punta del Este hacen que den ganas de quedarse para siempre. Si podés, con estas rutas vas a disfrutar al máximo tu estadía. Y, si tenés poco tiempo, Uber es una excelente forma de moverte ágilmente por la ciudad. ¡Disfruta del paseo!