Productos

Cinco consejos para viajar con mascotas en Uber

17 de may. de 2018 | México
Compartir en FacebookThis link opens in a new windowCompartir en TwitterThis link opens in a new windowCompartir en Google+This link opens in a new window Correo electrónico

Seguramente has escuchado esa expresión: “¡Fulanito viaja hasta con el perico!” ¿O no? Pues en este caso es literal, porque se puede viajar en Uber con mascotas. Tenemos claro que habrá ocasiones en que requieras este servicio, como cuando hay que llevar a tu mascota al doctor, entendemos que es parte de tu familia.

Siempre buscamos la comodidad y seguridad de todos. Por eso, te queremos sugerir algunos consejos básicos para que tengas la mejor experiencia posible en cada viaje con mascotas en Uber. Por el momento uberPET solo está disponible en la Ciudad de México.

Ahora sí, estos son nuestros cinco consejos básicos que debes saber al viajar con mascotas en Uber:

 

1. Avísale al Socio Conductor

Cuando solicites cualquier tipo de Uber para ir acompañado de tu mascota, es muy importante que le llames al Socio Conductor antes de que llegue por ti, así no habrá sorpresas. Recuerda que es decisión del Socio Conductor llevar o no a tu mascota. Detalla bien los aspectos de tu mascota para que el Socio Conductor tenga más información. Ejemplo: Si llevas una manta, el tamaño de tu mascota, etc.


2. Que sean mascotas domésticas

Procura que tu “acompañante no humano” sea reconocido dentro de la categoría de mascotas domésticas (perros, gatos, aves, peces, etc.). Porque viajar con un tigre o una boa –aunque sea muy dócil- podría distraer o poner un poco nervioso al Socio Conductor. Se trata de que todos se sientan seguros dentro del vehículo: tanto los Usuarios, tu mascota y el Socio Conductor.


3. Que “el acompañante humano” sea responsable

Todas las mascotas deberán viajar acompañados por un humano responsable. Supongamos que tienes que salir de viaje y que tu suegra te va a cuidar a “Firulais” por unos días. Por favor no mandes a “Firulais” solito con el Socio Conductor, por mucha prisa que tengas. No sabemos cuánto te va a extrañar, si se pondrá nervioso en el trayecto, o tal vez necesite mucha atención, y ponga en peligro la seguridad del Socio Conductor. Siempre, siempre asegúrate que alguien acompañe a tu mascota al pedir un Uber.


4. Que el tamaño de la mascota sea el adecuado

Te ponemos un ejemplo: si el perrito que te acompañará en tu viaje es un Chihuahua o un Pug, van a poder viajar muy cómodos los dos en un uberX. Pero si tienes un San Bernardo, te aconsejamos considerar otro de nuestros vehículos con mayor capacidad, como el uberXL.


5. Que lleves lo que necesitas para la comodidad de la mascota

Procura llevar todo lo necesario para que viajen cómodos. Lleva a tu mascota en una jaulita o bolsa transportadora. Si tu mascota es demasiado grande para caber en una transportadora, intenta llevar contigo un arnés de seguridad para mascotas. Además, procura estar preparado para cualquier eventualidad. Recuerda que en ocasiones viajar con una mascota es como ir con un bebé: tienes que llevar toallitas, papel para limpiar si se marea y vomita, y una mantita en donde tu mascota se sienta como en casa y el asiento termine libre de pelitos para el siguiente Usuario que aborde el carro. También es importante que tu perro lleve correa, para que se te facilite sostenerlo al subir y bajar del auto.

 

Si tu mascota es parte de tu familia, no hay razón para que no sea también parte de nuestra comunidad. Como ves, en Uber estamos tratando de pensar en todo e incluir a todos, hasta a tu mascota. Cuéntanos qué mascota tienes y si ya realizaste un viaje con ella. Y dinos si dijo ¡Guau!