Destinos

Paseos en Valparaíso que te harán entender por qué Neruda escribió tantas odas al puerto

15 de agosto / Chile

“Valparaíso, qué disparate eres, qué loco, puerto loco…” Así parte una de las odas de Pablo Neruda al puerto de sus amores. Y es que, con sus paisajes, construcciones y geografía extravagante, esta ciudad no sólo atrae a poetas, sino a visitantes de todo el mundo cautivados por su magia. Si tú también quieres inspirarte por su particular “locura”, no te puedes perder estos paseos en Valparaíso para recorrer sus rincones más llamativos y sorprendentes.

Paseos en Valparaíso para sacar el poeta que hay en ti

  • Subir por el cerro Alegre
  • Bajar por el cerro Concepción
  • Recorrer el museo La Sebastiana
  • Seguir la histórica ruta del barrio Puerto
  • Conocer la legendaria bohemia porteña

Paseos por las alturas, museos insólitos, edificios históricos y mucho más. Conoce sus detalles a continuación y comienza a planear tus recorridos por el puerto.

Subir por el cerro Alegre

Partimos este recorrido a los pies de uno de los lugares icónicos para pasear en Valparaíso: el cerro Alegre. En la plaza de la Justicia, en el plan de la ciudad, puedes tomar el ascensor El Peral, que sube hasta el famoso paseo Yugoslavo. Desde ahí tendrás una vista incomparable sobre la ciudad, la bahía y los muchos colores de los cerros.

Uno de los grandes atractivos de este paseo es el palacio Baburizza, un hermoso y singular edificio de principios del siglo XX que funciona actualmente como el museo de Bellas Artes. Y a través del paseo Yugoslavo, el cerro Alegre se une al Concepción para la siguiente parte del recorrido.


Bajar por el cerro Concepción

El cerro Concepción también posee muchos lugares lindos donde pasear en Valparaíso. Caminando desde el paseo Yugoslavo, puedes visitar algunos de sus hitos, como la Iglesia Anglicana St. Paul, y la Iglesia Luterana. Y en los alrededores encontrarás un sinfín de pequeños cafés, hoteles boutique y murales que llenan de vida cada rincón del cerro.

Esta ruta continúa hasta el paseo Gervasoni, una pequeña calle detenida en el tiempo con adoquines, faroles antiguos y un mirador con una vista increíble. Desde allí, puedes descender a la parte baja de la ciudad, el Plan, tomando el ascensor Concepción. Este funicular es el más antiguo del puerto, y te permitirá seguir conociendo y encantándote con Valparaíso.

Pequeño mirador desde el que se ve el mar en un día despejado

Recorrer el museo La Sebastiana

Otro paseo en Valparaíso ideal para inspirarse es subir el cerro Florida y llegar hasta el epicentro nerudiano del puerto. Para comenzar, puedes subir por la calle Mena hasta llegar a la pequeña Plaza de los Poetas. Luego puedes continuar haciendo un alto en el mirador Moya Grau, ubicado en frente de la plaza, y construido por los vecinos del cerro. ¡Uno de los secretos mejor guardados de la ciudad!

Este paseo termina a una cuadra de la plaza, en La Sebastiana, una de las casas-museo del poeta Pablo Neruda. Con su arquitectura “disparatada y loca” tal como el propio Neruda describió al puerto, y con una vista privilegiada sobre la ciudad, visitarla es una de las actividades culturales en Valparaíso más populares entre los turistas.

Colorida fachada del museo La Sebastiana

Seguir la histórica ruta del barrio Puerto

No sólo los cerros ofrecen muchos lugares donde pasear en Valparaíso, sino también el Plan. Aquí puedes recorrer las calles del barrio Puerto, desde la plaza Wheelwright hasta la plaza Sotomayor. Este sector es uno de los más antiguos de la ciudad y aquí aún se vive el auténtico aire de puerto en sus calles entre míticos bares y picadas porteñas.

Desde el edificio de la Antigua Aduana puedes caminar por la calle Cochrane hasta la pequeña plaza Echaurren, que descansa entre edificios antiguos. En unas cuadras llegas a la plaza Sotomayor, enmarcada por el Monumento a los Héroes de Iquique, el imponente edificio de la Armada de Chile y edificios de la era dorada del puerto.


Conocer la legendaria bohemia porteña

Y no puede faltar un paseo en Valparaíso por su bohemia y vida nocturna, tan famosas como sus cerros. Para vivir esta interesante cara de la ciudad, puedes recorrer la subida Ecuador que cuenta con una enorme cantidad de bares, pubs y discos de todos los estilos imaginables, y uno al lado de otro.

Otro foco de entretención porteño es el de la plaza Aníbal Pinto, en el que encuentras un centenario y clásico bar del puerto, además de restaurantes y mucha diversión. Y si se te hizo muy tarde recorriendo estos rincones, no te olvides que puedes usar la app de Uber para pedir un viaje cuando quieras volver a casa.

Ya lo ves, hay muchísimos lugares para pasear en Valparaíso y muchas rutas para recorrer en esta ciudad. Desde trayectos llenos de historia hasta aquellos donde se puede comer algo rico y mucho más. Recuerda que a la ida o a la vuelta puedes compartir el estado de tu viaje con la app de Uber con tus más cercanos y así ellos podrán seguir tu recorrido cuando uses la aplicación. ¿Qué vas a explorar hoy?