Destinos

Conocé el encanto de estas 5 reservas naturales de El Salvador

11 de abril, 2019 / El Salvador

La riqueza natural de El Salvador es uno de los encantos que atrae a visitantes y mantiene a sus locales siempre a la búsqueda de nuevos lugares que visitar. Y ni siquiera tenés que ir muy lejos para ver algunos de los sitios naturales de El Salvador, ya que muchos de ellos están dentro de la ciudad, por lo que son una opción perfecta para pasar una tarde relajada o hacer un viaje bien completo. Descubrí estas reservas naturales de El Salvador y preparate para tu próximo trip en la naturaleza.

¿Cuáles son algunas reservas naturales de El Salvador?

  1. Área natural protegida El Boquerón
  2. Ecoparque El Espino
  3. Jardín botánico del Plan de la Laguna
  4. Parque Bicentenario
  5. Parque Walter Thilo Deininger

Desde bosques tropicales hasta parques ecológicos y jardines en medio de la ciudad, la naturaleza está presente en todo el país. Apuntá estas reservas ecológicas de El Salvador y dejate llevar por la aventura.

1.  Área natural protegida El Boquerón

Este un destino popular entre locales y visitantes por igual debido a su cercanía con San Salvador y su fácil acceso. En el parque hay una serie de senderos que podés recorrer por tu cuenta o en visitas guiadas. Algo muy interesante y único que podés hacer en este lugar es acercarte al cráter e incluso bajar a él con un guía especializado.

Si te da curiosidad visitar el cráter de un volcán y aprovechar la oportunidad de sacar fotos increíbles, no podés quedarte sin visitar este sitio natural de El Salvador. Pero no sólo es,: el lugar es también hogar de mapaches, venados y armadillos. No perdás oportunidad de visitarlo y recorrer todos sus rincones.


2. Ecoparque El Espino

¿Buscás una reserva natural de El Salvador para disfrutar en la naturaleza sin tener que dejar a tu mascota en casa? En el Ecoparque El Espino no sólo podés realizar caminatas y apreciar la flora y fauna de la reserva, también podés acampar o rentar una cabaña para pasar la noche. Afortunadamente, en este lugar podés hacerlo acompañado de amigos, familia, y hasta tus mascotas, ya que es pet friendly.

Los más aventureros también tienen su lugar. El ecoparque brinda la posibilidad de hacer ciclismo de montaña en alguno de los senderos habilitados. ¿Te gusta la idea, pero no tenés bicicleta? ¡No te preocupés!, acá podés alquilar una. Ahora, si también te preguntás cómo llegar, podés hacerlo fácilmente al pedir un viaje a través de la app de Uber.


3. Jardín botánico del Plan de la Laguna

Si estás planeando el paseo perfecto para toda la familia, este jardín botánico, ubicado en lo que en el pasado fue un cráter volcánico, puede ser una excelente opción. En el jardín hay diferentes caminos que te llevan en un recorrido por diversas plantas de varios continentes. Entre ellas se pueden apreciar desde orquídeas hasta cactus, plantas acuáticas, palmas y muchas más.

Si luego de recorrerlos necesitás un descanso, podés sentarte cerca de alguno de los estanques que alojan varios tipos de peces y tortugas. Este jardín botánico también cuenta con un espacio con juegos para que los niños puedan divertirse, así como también actividades para ellos.

Tortuga en el Jardín Botánico Plan de la Laguna

4. Parque Bicentenario

El parque Bicentenario es un punto focal para los aficionados de la naturaleza y las familias que buscan alternativas de esparcimiento. En este parque se realizan muchas actividades entretenidas y a su vez educativas. En el parque podés solicitar una visita guiada para observar aves, reptiles, anfibios y más animales que habitan el lugar.

Aquí también se dan talleres y charlas para aquellos que estén interesados en conocer más sobre el mundo natural. Hay tantas opciones que podés visitarlo una y otra vez y siempre encontrar algo diferente que hacer.


5. Parque Walter Thilo Deininger

Ubicado en La Libertad y a poca distancia de la playa San Diego, las innumerables hectáreas de este parque resguardan una enorme variedad de plantas y animales, algunos en peligro de extinción, que podrás ver durante una caminata por sus senderos habilitados. Entre ellos hay diversas especies de mamíferos, reptiles y aves lo que lo convierte en una de las grandes reservas naturales de El Salvador.

Otro de los puntos de interés es su mirador. Este posee vistas al océano Pacífico y a la cueva del Encanto, una formación rocosa que es refugio de murciélagos y otros mamíferos pequeños. Lo mejor de todo es que el parque también ofrece la posibilidad de hacer turismo de aventura con actividades como rappel y ciclismo de montaña. Aunque este lugar merece la pena visitarlo, tené en cuenta que por el momento no es posible llegar hasta acá usando la app de Uber.

Cueva del Encanto, Parque Walter Thilo Deininger

¡La naturaleza está viva en El Salvador! Si querés experimentarla de cerca podés hacer una escapada a alguno de los parques o jardines de la ciudad o recorrer con tus amigos alguna de las reservas ecológicas de El Salvador. No te olvidés que podés usar la app o pedir un viaje a través de Uber desde la web y llegar a casi todos estos lugares..