Destinos

Aprende algo nuevo hoy en estos 5 museos en Guadalajara

20 de septiembre, 2018 / México

Si buscas empaparte del arte y la cultura de esta bella ciudad tapatía, puedes empezar por visitar los museos en Guadalajara. No importa si eres de ahí o si estás de visita, el legado histórico en los museos y la belleza arquitectónica de los edificios nunca dejan de sorprenderte. Aquí te recomendamos cinco museos en el centro de Guadalajara y Tlaquepaque para visitar una y otra vez.


1. Palacio de Gobierno

Déjate sorprender por la majestuosidad arquitectónica del Palacio de Gobierno, un imponente edificio barroco detrás de la Plaza de Armas. Su fachada principal es de cantera dorada traída desde la barranca de Huentitlán. Cabe destacar que en la parte superior se ve un magnífico reloj.

Desde el momento en que te aproximas a la fachada, quedas maravillado con la complejidad de su arquitectura. Una vez que atraviesas el portón principal, puedes apreciar su armonioso patio rodeado por bellas columnas y arcos de medio punto. No olvides tomarte una foto en la escalera principal, donde se encuentran dos magníficos murales del icónico pintor mexicano José Clemente Orozco. Una vez dentro, podrás conocer más sobre la historia del edificio y sobre lo que ha acontecido ahí mismo.


2. Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara

¿Eres amante de las galerías de arte? En medio del corredor turístico de la capital, se ubica un hermoso inmueble histórico que muestra la grandeza arquitectónica y artística de la ciudad. Este emblemático museo, en el pleno centro de Guadalajara, resguarda una valiosa colección con obras que representan una pluralidad de estilos y varias tendencias culturales.

Cuando hagas un recorrido por el Paraninfo y gires tu mirada hacia la cúpula, podrás apreciar un imponente mural del célebre José Clemente Orozco. También te recomendamos darte una vuelta por el Museo de las Artes de la Universidad de noche, porque hay temporadas en las que abre sus puertas para deleitar a su público con noches de música.


3. Casa Museo López Portillo

Es una antigua casona que te hará retroceder en el tiempo gracias a su mobiliario y decoración que refleja la elegancia de México en el siglo XIX. Fue construida en el siglo XVIII y deleita a sus visitantes con su sofisticado estilo neoclásico francés. Un dato interesante es que fue residencia de la afamada familia de un expresidente de la república, José López Portillo y Pacheco.

Revive la grandeza del siglo XIX mientras admiras el mobiliario de madera oscura con detalles tallados a mano, imponentes portones y majestuosos candelabros adornando los techos. En definitiva, es uno de los museos en Guadalajara que querrás visitar una y otra vez.


4. Instituto Cultural Cabañas

Construido en 1976, esta es otra joya arquitectónica que te seducirá con su estilo neoclásico. Caminar entre los pasillos y columnas del patio central del Hospicio Cabañas es como revivir la época en la que el edificio albergaba enfermos, huérfanos y ancianos para brindarles servicios de caridad.

El mayor atractivo de esta monumental construcción es la Gran Capilla Mayor. Al entrar al interior de esta capilla, sentirás que entras en otra dimensión, porque a donde quiera que voltees, podrás apreciar asombrosos murales que reflejan lo desconocido, lo conquistado, lo científico, lo trágico y hasta la muerte y la vida. En medio de un ambiente sobrio pero sofisticado, te enamorarás de sus enormes arcos y columnas, pero, sobre todo, de su magnífica cúpula.


5. Museo del Premio Nacional de Cerámica Pantaleón Panduro

Si buscas museos para niños en Guadalajara y te fascina la cerámica, esta podría ser una excelente alternativa. Más que exhibir coloridas figuras que podrían ser de mucho interés para los pequeños, en este museo puedes apreciar elaboradas piezas de alfareros tonaltecas. Como cada año se va enriqueciendo con las piezas ganadoras del certamen, hoy en día se pueden observar más de 500 piezas.

Situado en las calles alegres de Tlaquepaque, este museo para niños en Guadalajara abrió sus puertas en honor a Pantaleón Panduro. Sus piezas son muy características porque no tenían firma, ya que este personaje no sabía leer ni escribir. Podrás admirar barro negro y vidriado de Oaxaca, barro policromado de Metepec, barro punteado de Michoacán, talavera de Puebla y Tlaxcala, bruñido y petatillo de Jalisco y un sinfín de piezas de otros estados.


Como te darás cuenta, recorrer los museos en Guadalajara, es una extraordinaria experiencia que no te debes perder. Por otro lado, si no puedes manejar, no sabes cómo llegar o te gustaría evitar buscar dónde estacionarte, recuerda que puedes contar con la aplicación de Uber. Moverte de forma segura, confiable y en el tipo de vehículo que prefieras está a tu alcance.