Destinos

5 propuestas de lugares que hay que visitar en Guayaquil

27 de septiembre, 2018 / Ecuador

Guayaquil es una de esas ciudades que sorprende a quien la visita. Y es que esta Perla del Pacífico tiene lugares hermosos que no se pueden pasar por alto. Es la ciudad más grande del Ecuador, repleta de historia, naturaleza y arte, con tanto que ver. Si aún no sabes por dónde comenzar cuando la visites, aquí te mostramos qué visitar en Guayaquil para que tengas una linda y memorable experiencia. ¡Empecemos!

1. Malecón Simón Bolívar

En las orillas del Río Guayas se encuentra el Malecón Simón Bolívar, comúnmente llamado Malecón 2000, de dos kilómetros y medio de extensión.  En uno de sus tramos podrás disfrutar de la naturaleza, por su hermoso jardín. Repleto de vegetación nativa, es un espacio ideal para dar una caminata mientras respiras aire fresco. También hay áreas de recreación pensadas para que los más pequeños la pasen bien. Pero esto no termina aquí, en el Malecón 2000 hay un cine, restaurantes y cafés. También hay monumentos históricos y una hermosa torre con un reloj público, digna de fotografiar. Por último, en su extremo norte se localiza La Perla, un mirador con vistas muy lindas de la ciudad. ¿Qué más se puede pedir?


2. Malecón del Salado

Si buscas pasar un día en familia, el Malecón del Salado es uno de esos lugares que tienes que conocer en Guayaquil. Forman parte de este magnífico lugar la Plaza de los Escritores, dedicada a los escritores guayaquileños y la Plaza de los Mariscos, donde se puede degustar este delicioso plato que lleva su nombre. Otra de las atracciones que todos los integrantes de la familia disfrutarán son las aguas danzantes de la Fuente Monumental. Alcanzan hasta cuarenta metros de altura y al caer el sol, son un show de luces y sonidos grandioso.


3. Barrio Las Peñas

El Barrio Las Peñas, forma parte del Cerro Santa Ana y es el barrio más antiguo de la ciudad. De estilo colonial, su arquitectura hace relucir pintorescas casas de colores vibrantes que dan vida al lugar. Aquí han habitado reconocidos personajes de la cultura y la política ecuatoriana, como José Luis Tamayo, Enrique Gil Gilbert y Rita Lecumberry, entre otros.

Para comenzar a ponerte en movimiento por la ciudad, puedes subir el cerro mientras aprecias el paisaje. Eso sí, ¡prepárate porque son más de 400 escalones para llegar a la cima! La buena noticia es que no hace falta estar completamente en forma para subir estos escalones, porque durante el tramo hay restaurantes y cafés para que puedas descansar y subir a tu ritmo. Una vez en la cima tendrás una hermosa vista panorámica, así que este es uno de los lugares que tienes que visitar en Guayaquil.

 

4. Parque Seminario

Uno de los lugares más tradicionales para visitar en Guayaquil, es el Parque Seminario, también conocido como Parque de las Iguanas. Su apodo es, porque es hogar de muchos reptiles que se pasean a gusto por la zona. Si aprecias la belleza de este animal, sácale un par de fotos para guardar un lindo recuerdo. Además de este atractivo tan particular, en medio de la plaza hay un monumento a Simón Bolívar y frente a él, una glorieta de hierro de estilo francés. Si te detienes aquí, también tendrás una vista inmejorable de la catedral de la ciudad.  


5. Iglesia de San Francisco

El último de los lugares para visitar en Guayaquil en nuestra lista, es la Iglesia de San Francisco. Creada en 1702, este templo es el más importante de la ciudad. Uno de sus mayores atractivos es la nave central. Aquí las esculturas de los santos destacan entre el color dorado de las molduras. Este es otro de los sitios que tienes que conocer en Guayaquil para comprender la historia de la ciudad. Quedarás maravillado con todos los detalles de su arquitectura.

Cuando estés de visita, con esta lista tendrás más idea de qué visitar en Guayaquil. Los lugares naturales, la arquitectura, el color y la calidez de su gente te harán querer volver una y otra vez. Con Uber,  llegar a estos lugares es más fácil. Solicita un viaje desde la app o desde la web y llega cómodo, seguro y lo más cerca posible a cada entrada.