Historias

Cuatro historias con orgullo

13 de junio, 2019 / Chile

En Uber somos una plataforma que conecta personas. Por eso abrazamos la diversidad en todos los espacios donde estamos presentes. En nuestras oficinas, en las ciudades donde nos movemos y en los países donde está presente nuestra plataforma.

Hoy, más que nunca, estamos comprometidos con apoyar, empoderar y visibilizar a todas las banderas de la comunidad LGBTIQ+, porque todavía queda mucho por avanzar y educar.  Te invitamos a conocer a Matías, Camila, Gabriel y Antonia, quienes nos hablan sobre su experiencia siendo parte de la comunidad LGBTIQ+.

Matías, Ilustrador.

Diseñador Gráfico e Ilustrador de profesión. A través de los años Matías fue descubriendo  su orientación sexual, lo cual muy orgullosamente confiesa que ya no es tema. “Se fue dando naturalmente, al punto de no importarme. Me siento cómodo con mi cuerpo, con mis amigos y con la gente que comparto. Ser gay ya no importa, forma parte de algo cotidiano”.  

En cuanto a sus ilustraciones, Matías siente que son un aporte, un contenido y una forma rápida de educar a muchas personas. A través de su propuesta pretende que sus seguidores se sientan representados y ojalá poder entregarles la seguridad a quienes estén en la misma incertidumbre que él sintió hace un tiempo.

Matías es una persona que se mueve por la ciudad, que vibra con lo urbano. Para él, viajar de forma segura y cómoda es un derecho.

 

Gabriel, Youtuber.

Gabriel tuvo un giro en su vida cuando a los 19 años decidió comenzar su tratamiento hormonal y mostrarle al mundo el hombre que es hoy. “Fue difícil autoconocerme y darme cuenta que, a los 19 años, recién comencé a vivir mi vida”.  

Fue a través de Youtube que Gabriel comenzó a explicar sobre su transición. Mediante  videos testimoniales fue contando su propia experiencia para así inspirar a otras personas trans. Y no teme decirlo y contarlo, porque para él haber participado de esta campaña tenía un objetivo claro, mostrar una realidad: “Existimos. Estoy acá para que la gente vea que sí existen personas trans”.

Y no sólo quiere visibilizar su género en la sociedad. Gabriel también ha tomado un rol activo en la educación hacia otras personas. Por lo mismo, desarrolla talleres en colegios hablando desde su propia experiencia y motivándolos con sus consejos: “Si yo pude, ¿por qué tú no?”. Sólo hay que atreverse a dar el paso porque nadie lo va hacer por ti”.

Gabriel invita a informarse, educarse y abrirse a temas que por estos días son muy recurrentes, para él “ lo más importante es ser feliz contigo mismo y poder echarlo para adelante”.

 

Antonia, Directora Audiovisual.

Si bien Antonia creció siendo lesbiana, no fue hasta hace tres años que comenzó a cuestionarse su género por lo que decidió buscar una bandera que la identificara y que la hiciera sentir mejor representada. La investigación la llevó a descubrir que era No Binaria, donde actualmente se siente completamente identificada.

“Ahora es mucho más fácil lograr identificarse a tiempo ya que la información está ahí. Lo importante es investigar y encontrarse con uno mismo”.

El ser No Binario, es una identidad de género desconocida aún, por lo que el rol de Antonia en esta campaña es fundamental. Educar, enseñar e informar a través de sus RRSS, es lo que viene haciendo hace un tiempo. Antonia está consciente que el país va cambiando, pero su mensaje sigue intacto: “Infórmese, no juzgue y dese el tiempo de conocer al resto antes de criticar”.

 

Camila, Periodista.

Especializada en medios, estrategia y comunidad digital, Camila busca una mayor visibilidad para las mujeres lesbianas. “Uno tiene que estar orgullosa. En el fondo, es amar a quien uno ama y no hay nada de malo en eso”.

Respecto a ser de la comunidad LGBTIQ+, al igual que el resto, Camila sabe que es un proceso difícil por la sociedad en que uno vive, pero invita a las personas a no sentir miedo de quien uno es. La invitación que ella hace es a juntarse, conversar estos temas con familia y amigos para que el día de mañana uno no tenga que estar discutiendo derechos básicos como casarte con quien quieres.

Para ella todo se resume en el amor. En quererse a uno mismo y respetarse, por lo mismo destaca el hecho de poder salir del clóset y así “sacarse un peso de encima” al poder ser uno mismo. Y por lo mismo se emociona cuando confiesa que aún es difícil poder expresar el amor y no poder vivirlo  en espacio públicos por miedo a la reacción del resto de las personas.

Sin embargo tiene esperanza: “Espero que vayamos hacia un mundo donde nuestros derechos básicos como por ejemplo, poder amar a quien uno quiera o el derecho a tener familia, ya no sea algo que uno tenga que estar discutiendo, sino que, en el fondo, uno lo entienda como algo que es obvio, que todo el mundo se lo merece”..