Destinos

6 grandes ideas para quienes no saben qué hacer en Concepción

30 de noviembre, 2018 / Chile

Concepción, la capital de la región del Biobío, es una ciudad que brilla y cautiva. Es conocida como una de las áreas con mejor calidad de vida de Chile y también la del clima más impredecible. Aquí “todo está cerca de todo”, así que sólo basta caminar por sus calles para encontrar algo entretenido que ver o hacer. ¡No hay cómo aburrirse! Si aún así no tienes panoramas, atento a esta guía de seis actividades para hacer en Concepción para todos los gustos.

Una muestra de todo lo que puedes hacer en Concepción

  1. Caminar y disfrutar por el centro de Concepción
  2. Subir a la cima del cerro Caracol
  3. Pasear por el parque Ecuador
  4. Vivir la vida en el eje Barrio Universitario-Victor Lamas-Chacabuco
  5. Viajar a la prehistoria en el “parque jurásico” de Concepción
  6. Recorrer la costanera del río Biobío

Como ves, hay tantas cosas que hacer en Concepción que el tiempo se hace poco. Sin más preámbulos, ¡qué empiece el recorrido!

1. Caminar y disfrutar por el centro de Concepción

Esta guía comienza en la zona más tradicional de la ciudad: el centro de Concepción. Es el lugar perfecto para simplemente, dejarse llevar: puedes caminar por el paseo peatonal y observar los artistas callejeros, tomar un rico barquillo en alguna de las heladerías de la plaza Independencia, ir a vitrinear en las grandes tiendas o en las pequeñas galerías llenas de sorpresas, fotografiar los edificios más icónicos de Concepción, como los Tribunales de Justicia o la Catedral, o incluso los insólitos “paraguas invertidos”.

Ojo, que todos estos lugares están concentrados en sólo cuatro cuadras, y las siguientes actividades en Concepción están muy cerca del centro. ¡Anímate y sal a recorrerlo! Y qué mejor que llegar al centro viajando con la app de Uber, que sirve para para acercarte y llegar cómodamente a esas cuatro cuadras.


2. Subir a la cima del Cerro Caracol

Si eres de espíritu más aventurero o deportivo, te encantará recorrer el Cerro Caracol de Concepción, que se encuentra sólo a unas cuadras del centro de la ciudad. La entrada principal se encuentra en Víctor Lamas con Tucapel, y desde allí puedes ascender en medio del bosque de pinos y araucarias por un sendero muy bien señalizado. En la parte más alta del cerro encuentras el mirador Alemán, una antigua torre del año 1921 que marca la cima.

Aquí también encuentras otros muchísimos miradores para disfrutar de espectaculares vistas de Concepción y sacar las mejores fotos, además de escaleras de piedra que llevan a distintos niveles del cerro, en medio de los centenarios árboles. Un paseo por la naturaleza simplemente inolvidable.


3. Pasear por el Parque Ecuador

Bajando del Cerro Caracol, te encuentras con el Parque Ecuador, el más grande de la ciudad y uno de los paseos que hay que hacer en Concepción, sin excusas. Este parque se extiende por toda la avenida Víctor Lamas y cuenta con juegos infantiles, máquinas de ejercicios, juegos de agua, canchas deportivas y hasta un skatepark.

Si estás aquí, aprovecha de visitar la Galería de la Historia de Concepción, un pequeño museo que muestra la historia de Chile y la ciudad a través de dioramas, o maquetas que representan escenarios y hechos históricos con sumo detalle. Y, de pasadita, anda a por un chocolate caliente al café de la galería.

Una familia riendo y corriendo en un parque

4. Vivir la vida en el eje Barrio Universitario-Victor Lamas-Chacabuco

Si tu idea de disfrutar la vida es junto a un café o una cerveza y algo rico que comer, entonces debes recorrer este circuito sibarita que puede comenzar en el Barrio Universitario. Aquí encontrarás la famosa plaza Perú y su extensa oferta de restaurantes, pubs y bares en un ambiente súper animado, juvenil y para todos los gustos.

Siguiendo por la calle Chacabuco, en sus calles perpendiculares encontrarás pequeños restaurantes, tiendas exclusivas y numerosos cafés, ideales para descansar y conversar junto a un latte. Y el recorrido puede terminar (o comenzar) en Víctor Lamas, donde hay una serie de pubs, en los que puedes disfrutar de happy hours, tablas y cervezas locales. Un paseo gastronómico a otro nivel.


5. Viajar a la prehistoria en el “parque jurásico” de Concepción

Si tienes niños y no sabes qué hacer en Concepción, fácil: llévalos a jugar con dinosaurios. Sí, leíste bien: en la Plaza Acevedo de Concepción, o “Plaza de los dinosaurios” como se le conoce ahora, se encuentran réplicas tamaño real (y de apariencia aterradoramente auténtica) de los dinosaurios más populares: un Tiranosaurio Rex en actitud amenazadora, un Diplodocus con sus crías y huevos en eclosión y un Pterodáctilo a punto de capturar a su presa entre sus garras.

Un verdadero “parque jurásico” penquista, de acceso gratuito y diversión garantizada. Además, la plaza cuenta con otros juegos, como muros de escalada y canopy. Por supuesto, no sólo lo disfrutan los niños; después de todo, ¿dónde podrías sacarte una foto junto a un tiranosaurio?

Tiranosaurio Rex en un parque jurásico

6. Recorrer la costanera del río Biobío

Terminamos este viaje recorriendo una cara diferente de Concepción: la ribera norte del río Biobío. Aquí se encuentra la Avenida Costanera y en su trayecto puedes conocer varios hitos de la ciudad. El primero es el Parque Costanera, con zonas verdes, juegos, esculturas y una hermosa vista al Biobío. Siguiendo por esta avenida y pasando el puente Llacolén, está el impresionante Memorial 27F, una serie de enormes esculturas que recuerda el terremoto del 27 de febrero de 2010 que asoló la ciudad.

Sólo unos metros más adelante, blanco y radiante, se alza el Teatro Regional del Biobío, la nueva joya arquitectónica de Concepción. Y frente a ellos, el Parque Bicentenario, sede de eventos masivos en Conce, donde puedes sacarte una foto junto al letrero tipo “Hollywood” de Concepción. ¿Qué mejor?

Está claro que no puedes aburrirte con todas estas cosas que hacer en Concepción. ¡Pero no es todo! Conoce muchos más lugares en Concepción viajando con la app de Uber y no dejes de disfrutar de esta hermosa ciudad. Lo práctico es que con la aplicación puedes calcular tu tarifa con anterioridad y programar tus viajes, entre otras cosas. Así que, ¡disfruta tu paseo!