Ir al contenido principal

Gestiona los pedidos de Uber Eats de forma segura

Estas directrices ayudan a que cada pedido sea una gran experiencia. También contribuyen a generar confianza entre los repartidores, los usuarios de Uber Eats y los establecimientos favoritos de la zona.

Está previsto que los establecimientos cumplan todos los requisitos relevantes de licencias y registro, las demás normativas y leyes relativas a la comida (relacionadas con la higiene y la seguridad alimentaria), las prácticas recomendadas del sector y las políticas de Uber. Los establecimientos deben contar con permisos, licencias y registros válidos.

Los establecimientos pueden comunicar a los repartidores en el momento de la recogida determinadas directrices de entrega que contribuyan a la seguridad alimentaria, cumplan las normativas o se ajusten a las restricciones dietéticas de los usuarios de Uber Eats. Por ejemplo, los establecimientos pueden indicarle a un repartidor que la comida halal y la no halal se mantengan por separado. Los repartidores deben seguir siempre estas directrices de los establecimientos.

Los establecimientos deben destinar un área segura de recogida de pedidos para que los repartidores se sientan bien recibidos.

En los países en los que se permite la entrega de alcohol de acuerdo con la legislación aplicable, todos los pedidos que contengan alcohol deben cumplir todas las restricciones y leyes aplicables relativas a la hora de servicio y a la entrega de alcohol fuera del establecimiento. Solo los usuarios de Uber Eats que tengan la edad legal suficiente para comprar alcohol y no estén ebrios pueden pedir y recibir bebidas alcohólicas. Los repartidores deben cumplir la legislación local para entregar alcohol. En muchos casos, será necesario solicitar un documento de identidad y negarse a entregar un pedido si el usuario de Uber Eats es menor de edad o presenta síntomas de embriaguez.

Más directrices de la comunidad

Tratar a todo el mundo con respeto

Velar por la seguridad de los demás

Cumplir la ley